Blogging tips

miércoles, 24 de febrero de 2016

Saco de dormir


Este saquito de dormir para bebé parece más sencillo de confeccionar de lo que es en realidad. Me lancé a realizarlo sin tener mucha idea y sin pensarlo mucho (como tantas cosas que confecciono) y no sé si será la lección 0 o 1 de unas clases de costura que se precien pero... vuelvo a comprobar que planificar el proyecto de principio a fin es fundamental para que los errores no te hagan perder tiempo, material, esfuerzo e ilusión por continuar cosiendo. Y no digo esto porque el proyecto que te voy a mostrar me haya salido mal, que ha resultado bastante bien para la idea inicial que tenía sobre cómo hacerlo. Sin embargo te mostraré algunos errores de costurera acelerada que no debes replicar, así que ¡vamos a ello!

Materiales:
- Tela de algodón.
- Guata o relleno para acolchar.
- Bies.
- Cremallera: 70 cm.
- 2 Botones y 2 automáticos.
- Hilo y demás útiles de costura.

El patrón lo he encontrado en el blog thediymommy aunque yo he aumentado 6 cm la parte central porque me parecía muy estrecho. Luego me arrepentí porque al tratarse de un saco para bebé el ancho tiene que ser más estrecho y el largo muy amplio, para dar movilidad a sus piernecitas. Primer error.

- Primero has de cortar la tela exterior, el forro y la guata según la plantilla. Segundo error porque es más fácil si coses la combinación de telas en primer lugar (la combinación de telas cosidas como piezas de un puzzle de formas geométricas) y después a la guata, o directamente sobre la guata. Finalmente colocas todo sobre la plantilla y cortas.

- A continuación coses la cremallera uniendo ambos lados del saco (tela exterior con guata y forro): desde el comienzo de la axila hasta la mitad del contorno del saco, como se muestra en la foto. No es fácil porque el contorno es curvo pero con cuidado y sosteniendo bien la tela va saliendo. Ante la dificultad, puedes usar alfileres o sobrehilar. Para acabar esta parte cose una puntada decorativa por el derecho de la tela y a 3 mm. de la cremallera.


- Después unes los exteriores por un lado y los forros por otro, por separado y enfrentando sus derechos. Previamente deja la cremallera un poco abierta. La costura debe comenzar en la axila opuesta y finalizar cerrando el final de la cremallera para que no se vea el final del carro. Y volteas por la abertura de los tirantes. Introduce ahora el forro dentro de la parte exterior.

- Ahora sobrehila los tirantes uniendo la tela exterior y el forro con la guata (de cada lateral del saco). Cose un pespunte por todo el contorno. Como se aprecia en la foto final, alguna costura traicionera asoma por debajo del bies. Asegúrate de pegar la costura al contorno y de coser correctamente el bies para que esto no suceda. Siempre queda un trabajo más limpio y exacto si sobrehilas o colocas alfileres sobre el bies antes de coser. Yo no lo hice. Tercer y último error.


- Une con la ayuda del bies. Antes aprovecha para coser en las esquinas los botones o snaps.


Y ya está. Ha quedado resultón ¿no? 



¿Te has lanzado alguna vez con algún proyecto costuril sin previa preparación ni conocimiento, así a lo loco? ¿Qué tal fue?

Dulces y acogedores sueños para tu bebé.

Image and video hosting by TinyPic

4 comentarios:

  1. Mucho más que resultón, ha quedado muy bonito. Yo alguna vez me he animado sin tener ni idea de costura, patronaje y demás y oye, yo creo que salí airosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial! Así que las locuras son contagiosas... pues sigamos arriesgando.

      Eliminar
    2. Muy bonito el mono, y gracias por los truqitos porque muchas veces te lo pintan taaaaan facil!

      Eliminar
    3. Me alegro de que te guste. No sé si es consuelo de tontos pero los fallos al final le dan un encanto especial a tu proyecto. ;)

      Eliminar

Me encanta, me chifla, me entusiasma recibir comentarios. ¡Sin enlaces añadidos, por favor!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...