Blogging tips

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Adios a 2014: Gracias.


Esta es mi forma particular de despedir el año, dando las gracias por todas los momentos felices que me ha dado. Y es que cuando una está desempleada y esta situación se prolonga más de lo deseable, es inevitable sentirse perdida y fuera del mundo.
Sientes que ya no eres útil y que tu camino se ha desdibujado: tantos años de esfuerzo y trabajo parece que ya no tienen el mismo valor porque el reloj es imparable y lo que ocurrió ayer ya se considera pasado y lo pasado, pasado está, adquiere esa connotación de no-válido. Todas estas palabras son equivocadas, claro está. La medida con la que se valoran las historias personales en el mercado de trabajo no es la medida real de las cosas: los recuerdos no pueden arrebatarse, nunca pasan de moda, las emociones no pueden despreciarse, las vivencias no están en desuso, no pueden anularse y esto es más valioso que todo el perfil profesional que una se ha forjado durante su vida. Esto no lo he aprendido este año, pero sí es necesario hacer un recordatorio cada cierto tiempo para que la bofetada de realidad que te da la sociedad cuando no produces, no llegue ni siquiera a rozarte.

Cuando comencé este blog en marzo de este año lo hice como una forma de expresión sobre las cosas que me nacían en forma de artesanía y que necesitaba compartir con el pequeño o gran mundo que me encontrase o quisiera encontrarme. Lo cierto es que nunca pensé en todos lo pequeños regalos (y pequeñas decepciones) que iba a proporcionarme, además del basto diario en que iba a convertirse, atesorando todos los recuerdos en formato "post" cargado de imágenes y de reflexiones, y que iba a ser tan gustoso leer una vez pasado el tiempo.  

En este año he aprendido y desarrollado nuevas manualidades y técnicas de costura, retomado conocimientos de diseño, abrazado nuevas inquietudes artísticas, reencontrado mis pelis favoritas (que he ido mostrando en cada entrada como miguitas de pan para llegar a casa, a mi casa), he ideado creaciones, a mi entender originales y afianzado más aun mi pasión por la artesanía. 

Pero sobretodo he disfrutado como una enana, he conocido gente estupenda, altruista y generosa, gente tremendamente creativa, innovadora, talentosa, con proyectos motivadores, inspiradores y "cargadores de energía" que me han movido a creer de nuevo en mi misma y en mi potencial emprendedor, en retomar un sentido y una dirección vitales, en recordarme que LAS PERSONAS PODEMOS LLEGAR A SER UN MILLÓN DE COSAS DIFERENTES, QUE TENEMOS MUCHAS FACETAS, MUCHAS MISIONES, MUCHAS HUELLAS Y MUCHOS PASOS QUE DAR.

Y así, paso a paso, SINTIENDO LA VIDA, me adentro en el nuevo año 2015.

Image and video hosting by TinyPic

6 comentarios:

  1. Hermosa reflexión, me encanto. Besos, feliz 2015

    ResponderEliminar
  2. Feliz Año que 2015 sea todavía mejor.Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muuuchas gracias! Eso espero, para todo el mundo que lucha por un mundo mejor. Feliz año!

      Eliminar
  3. Muy bien dicho!!!! Te comprendo perfectamente, así que felicidades por tu tesón, tu buena energía y tus ganas de mejorar y hacer cosas!!! Feliz 2015!!! Besos

    ResponderEliminar

Me encanta, me chifla, me entusiasma recibir comentarios. ¡Sin enlaces añadidos, por favor!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...